19/08/06

8/19/2006 10:33:00 p.m. Quir-k (Juana Luján) 5 Comments

Quería decirte, mi amigo,
que empecé tu duelo desde mucho antes de tu muerte
ultima y definitiva.
Que hago mi propio duelo de a ratos
también desde mucho antes.
y que tenias razón :
Hay algunos seres humanos por los que yo tampoco siento
casi ningún afecto mas que el afecto
que uno puede sentir por los seres humanos
A ellos por azar o descuido les regale un día
un beso
la voz
que-también por descuido- le negué a otros.
Lamento ahora no haber dicho esto y todo lo que pensaba y sentía también desde mucho antes.

You Might Also Like

5 tenían algo que decir:

A. dijo...

aia... duele...

mucho

Vann dijo...

Abrir las canillas, las compuertas del llanto. Empaparnos el alama, la camiseta. Inundar las veredas y los paseos, y salvarnos, a nado, de nuestro llanto. ...
Llorarlo todo, pero llorarlo bien. Llorarlo con la naris, con las rodillas. Llorarlo porm el ombligo, por la boca.
Llorar de amor, de hastío, de alegría. Llorar de frac, de flato, de flacura. Llorar improvisando, de memoria. !Llorar todo el insomnio y todo el día!
Oliverio Girondo
Gracias

A. dijo...

después viene esto
que es un tratamiento
de conducto del alma
del nervio de la vida
que es
seguir viviendo
sin sentir nada más
que el hambre
el recurrente deseo
de la carne
anestesiado sin embargo
adormecidos
sin demasiadas esperanzas en esto
el hambre sí
y el recuirrente hastío
y ser felíz incluso
bajo esta nueva forma
esta mutación
este cambio
esta desensibilización
progresiva
esta muerte sin dolor
tan a tono
con la moda del momento
seguir seguir
sonriendo con la nueva
dentadura de las emociones
perfectamente blancas
y parejas
perfectamente quietas
sin nada retorciéndose
de alegría o de tristeza
sin nada retorciendo
por adentro
sin nada vivo meritorio
que nos pueda molestar,
a lo sumo que nos mate lentamente
nada más,
sin dolor y mansos hemos logrado
matar por fin el nervio de la vida
y ahora entresoñamos mansamente
adormecidos esperamos
sin anhelo
sin deseo
esperamos nada más.

A. dijo...

la verdad está más improlijo que revoque grueso.
pero por lo menos me volviste al tratar de escribir de nuevo. o a sentir algo. capaz lo pulo después.